Belleza
Contenido patrocinado

Toma nota de estos consejos de salud íntima para que nada te estropee las vacaciones

Evitar bañadores húmedos, así como prendas ajustadas y optar por un complemento alimenticio con probióticos son algunas de las medidas.

Mujer-de-vacaciones
Mujer-de-vacaciones / Shutterstock

Te preguntarás por qué es más frecuente sufrir desequilibrios vaginales durante la época estival ¿verdad? Esto, que seguro, nos ha pasado alguna que otra vez a todas, tiene sus motivos. Según la Asociación Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), durante la época estival las alteraciones vaginales se incrementan un 50% debido a las altas temperaturas y la humedad. Y es que, estas condiciones afectan a la salud de la flora íntima, compuesta por un conjunto de microorganismos, denominados lactobacilos, que contribuyen a mantener el equilibrio y combatir posibles bacterias.

Es por eso que debemos tener especial cuidado durante nuestras vacaciones y poner remedio al notar los primeros síntomas: escozor en la zona, picor y un flujo anormal. Un buen punto de partida es optar por un protector de zona íntima que ayude a reestablecer y mantener nuestro bienestar íntimo. De hecho, si lo usamos de forma regular podemos notar rápidamente sus efectos positivos en casos de desequilibrio en la microbiota vaginal, vaginosis bacteriana, sequedad vaginal y vulvovaginitis candidiásica.

Lactoflora, de la marca STADA, es un protector íntimo que funciona como complemento alimenticio formulado con probióticos y vitamina A. La fórmula de sus ingredientes contribuye al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales y al funcionamiento normal del sistema inmunitario, incluso en la mucosa vaginal. Su uso habitual (1 o 2 cápsulas diarias) después de una comida principal restablece las defensas en situaciones en las que la microbiota puede verse afectada. 

Lactoflora

Lactoflora, el protector íntimo con vitamina A y probióticos.

/ D.R.

Sin embargo, además de esto, existen algunas recomendaciones que pueden ayudarnos a prevenir y disfrutar al completo de nuestras vacaciones que para eso nos las merecemos. ¡Toma nota!

¿Cómo cuidar la zona íntima en verano?

  1. Beber líquidos: Una buena ingesta diaria de agua, además de mantenernos hidratadas, nos ayuda a evitar la cistitis.
  2. Ducha después de un día de piscina o playa: Es muy aconsejable darse una ducha para eliminar todos los restos, tanto de arena como de cloro, que puedan irritar la zona.
  3. ¡Fuera bikinis y bañadores húmedos! Mantener la zona mojada durante mucho tiempo puede favorecer la aparición de algunas alteraciones en la zona íntima.
  4. Utiliza jabones íntimos respetuosos con el Ph de la zona. ¡Muy importante!
  5. Evita prendas ajustadas y ropa íntima con tejidos que dificulten la transpiración.

Síguele la pista