10 tesoros, 5 continentes

Los últimos componentes de la cosmética hacen mucho por ti y por el planeta. De hierbas, flores y plantas de todo el mundo se extraen los productos más vanguardistas. Conócelos.

poral

No hablamos de productos naturales o biológicos, ni recolectados a través de proyectos de comercio justo (o no solo de ellos). Queremos llegar al corazón de los cosméticos de nueva tecnología, los que se conciben en laboratorios y centros de investigación avanzados, pero que parten de un ingrediente natural que crece en diversos rincones del mundo. Hablamos de la frondosa selva indonesia o las montañas del Himalaya, los campos de la Provenza o los de cultivos biológicos de Grecia. Toda marca que se precie tiene su herbolario particular, basado en farmacopeas locales o en reservas de biodiversidad como el Amazonas. Después, los principios activos de la planta se aislan en el laboratorio. Y de ahí, con sus sofisticados vehículos de transmisión, hasta las células de la piel. Disfruta de sus beneficios.

Pulpa de aloe vera para dar elasticidad a la piel; extracto de rosa salvaje para las líneas de expresión; arcillas para luchar contra las impurezas; polvo de conchas marinas como poderosos exfoliantes; la flor de vid utilizada como antioxidante; orquídea imperial contra el envejecimiento; aciete de oliva para hidratar; piedras preciosas energizantes; savia de boabab para tratar las pieles más secas, y arroz para combatir el paso del tiempo. Recetas naturales aplicadas a una poderosa cosmética...

Síguele la pista

  • Lo último